RELACIÓNATE MEJOR CON LOS DEMÁS

A veces la forma de relacionarnos con los demás es “un…..estrés”.
Pero esto puede cambiar, podemos aprender cómo defender nuestros legítimos derechos sin agredir y sin ser invadidos.

Me gustaría que reflexionaras cuál sería, con mayor probabilidad, tu respuesta en las siguientes situaciones:

¿Te atreves con estas “situaciones problema”?

Te has dado cuenta que tu pescadera habitual, con la que tienes un buen trato, redondea el céntimo a su favor. En este caso decides…

Usted ha pedido un kg de pechuga de pollo y el encargado le ha hecho en filetes 1 kg y medio. En este caso usted…

Usted ha quedado para asistir a una reunión y se pasa a recoger en coche a otro amigo. Su amigo está sin preparar y se entretiene en hacer cosas sin ninguna urgencia, por lo que llegan media hora tarde. En este caso usted…

Mientras usted está esperando para comprar, entra otro cliente y el dependiente le atiende antes. En este caso usted…

Usted está en una reunión de trabajo y están pidiendo opinión en una cuestión no demasiado relevante. Casi todos los reunidos tienen una opinión opuesta a la suya. En este caso usted…

Usted tiene que hacerse una prueba diagnóstica que le preocupa. Cuando pide detalles a su especialista, le comenta que tiene mucha gente esperando. En este caso usted…

                               ¿Cómo te ves en estas situaciones?

        Apunta las respuestas que has dado a estas situaciones para volver a ellas más tarde.

Quizás en la mayoría de los casos, has optado por callarte para evitar discusiones y malos rollos. Estás defendiendo muy poco tus derechos. Fíjate que eso de tragar…suele funcionar sólo a corto plazo.

Quizás en la mayoría de los casos, has optado por defender tus sentimientos, tus emociones, tus opiniones y tu parecer, de forma cómoda, sin enfadarte, respetando a las personas en cada situación. Si es así ENHORABUENA eres una persona asertiva. 

 Quizás en la mayoría de los casos, has optado por enfadarte, elevar el tono de voz, increpar, vociferar…Fíjate que estás defendiendo tus derechos, pero quizá también perdiendo relaciones en el camino.

¿Cómo podemos sentirnos a medio y largo plazo más cómodos y capaces con nuestra forma de actuar? ¿Lo sabes?

Se llama ASERTIVIDAD.

La asertividad se define como “la expresión de los derechos y sentimientos personales”, Wolpe (1958) y Lazarus (1966).


Podemos aprender a aumentar el número de situaciones donde desarrollar una conducta asertiva y disminuir las que provoquen abatimiento u hostilidad.

Si te ves un poco verde en este asunto, piensa que tiene FÁCIL SOLUCIÓN. APÚNTATE A LA CHARLA del 3 de Julio en Madrid Centro.

Raquel Valdazo, Psicóloga M-22413 Tfno:633311168

No hay comentarios:

Publicar un comentario